Como he estado ausente durante este mes debido a lo que puse en la entrada anterior al final me he decidido a seguir con el blog, pero con otro aire, ya que es carnaval y todo el mundo aprovecha para cambiar de look.

Pues eso, que hoy he estado en los carnavales de Tolosa. He ido con los del curro, como

todos los años. A mí nunca me ha gustado disfrazarme ya que paso mucha vergüenza. Tengo el recuerdo de disfrazarnos de pequeños en casa los findes, incluidos mis padres, para merendar. Mirar qué enrollados eran mis padres en aquellos tiempos. Cómo se notan los años,  tanto los nuestros como los suyos. Ya no son lo que eran.

Hoy nos ha hecho un tiempo buenísimo. El año pasado, sin embargo, estuvo jarreando y el recuerdo que tengo es estar todo el tiempo en un bar, que se llama El Frontón, metidos allí tomando algo. Este año también hemos ido, pero hemos pasado más tiempo fuera. Lo bueno del año pasado fue que había una charanga y mis compañeros estuvieron bailando. Yo no bailé porque también me da vergüenza bailar. Soy una persona muy reservada y tímida, pero si conozco a una persona, como dice mi padre cuando nos paramos a hablar con alguien y él se quiere ir, resulta que soy como una cotorra. En eso he salido a mi madre. Al ser tímido yo también hago fotos para vencerla. Una de las cosas que me dijo mi madre es que mi padre hacia la mismo, usar la cámara para vencer o de alguna manera llevar mejor su timidez.

Esta foto de hoy es muy significativa de los carnavales de Tolosa porque las charangas son muy típicas de allí. Bueno, y mañana toca entierro de la sardina. Ánimo y a pasarlo bien.

Un saludo mof